La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

  

TRASTORNOS DE LA MARCHA

 

La dificultad para caminar puede obedecer a numerosas causas y, con frecuencia, es de causa multifactorial.

 

Para realizar una marcha correcta utilizamos varios sistemas

  • sistema musculoesquelético
  • sistema vestibular
  • sistema nervioso

 

La alteración en la función de cualquiera de estos sistemas puede causar un trastorno de la marcha. 

 

La disfunción del sistema nervioso puede repercutir en el caminar por varios motivos:

  • Pérdida de fuerza en las extremidades inferiores
  • Pérdida de sensibilidad en las extremidades inferiores
  • Falta de coordinación con las extremidades inferiores
  • Falta de equilibrio
  • Falta de impulso

 

La alteración neurológica  responsable puede hallarse en diferentes regiones del sistema nervioso.  Ejemplos:

  • Disfunción de un hemisferio cerebral: un ictus puede dejar como secuela una parálisis de la extremidad inferior del lado contralateral a la lesión y dificultar o impedir la marcha
  • Disfunción cerebelosa: ocasionará una falta de equilibrio
  • Disfunción medular: una lesión de la médula puede producir una debilidad o una parálisis completa de las extremidades inferiores 
  • Disfunción de los ganglios basales:

                -  La enfermedad de Parkinson ocasiona alteraciones de la marcha 

                -  La distonía altera la marcha

  • Disfunción de los nervios periféricos: puede alterar la marcha por pérdida de fuerza o de sensibilidad

 

La valoración por el neurólogo detectará si la alteración de la marcha es de origen neurológico y diagnosticará dónde radica la lesión responsable. 

 

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?