La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

¿POR QUÉ SE PIERDE LA MEMORIA? 

 

La memoria puede verse alterada por muchas causas.

  • Causas estructurales: por lesión directa de alguna o algunas estructuras implicadas en la memoria

                -  Enfermedades degenerativas p.e. la enfermedad de Alzheimer

                -  Lesiones agudas de áreas cerebrales implicadas en la memoria: ictus, encefalitis,                     

                - Tumores cerebrales

                - Traumatismo craneoencefálico, etc.

  • Causas metabólicas : falta de vitamina B12, mal funcionamiento de la glándula tiroides, etc.
  • Causas tóxicas: alcohol, otras drogas
  • Causas emocionales: síndrome depresivo, ansiedad, stress, etc
  • etc

 

Debemos diferenciar la pérdida de memoria por existencia de una enfermedad cerebral que impide almacenar y/o  recuperar información,  de la falta de atención. Cuando hay un déficit de atención de origen emocional (ansiedad, stress, síndrome depresivo), aunque no hay ningún daño estructural en el cerebro que lo justifique, el paciente tampoco es capaz de memorizar la información. En este caso, el cerebro dispone de las estructuras necesarias para memorizar,  pero no les saca rendimiento.

La función del neurólogo es analizar en cada paciente qué aspectos de la memoria están afectados  e indicar, si es necesario, las exploraciones pertinentes para su estudio. Una vez hecho el diagnóstico evaluará las posibilidades terapéuticas. 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?